RECENSIÓN 


 
“VÍDEO Y EDUCACIÓN”

Autor: Joán Ferrés
Editorial: Paidós
Última publicación: 1997
 

Alumna : ESTÍBALIZ ALONSO PRIETO
Curso : 3º EDUCACIÓN INFANTIL 2000/2001


Asignatura : NUEVAS TECNOLOGIAS APLICADAS A LA EDUCACION.
Profesor : D. RICARDO FERNÁNDEZ MUÑOZ.

     DATOS BIBLIOGRÁFICOS:

El autor de este libro “VÍDEO Y EDUCACIÓN” es Joán Ferrés. fue publicado por primera vez en 1988 por la Editorial Laia, pero cuatro años después dicha Editorial desapareció y fue, entonces, la Editorial Piadós la que hizo posible una segunda edición. En esta última modificación de la obra original se corrigieron tan solo algunas erratas y poco más. Pero a medida que pasaban los años se fueron realizando algunas modificaciones de mayor envergadura, tales como la reducción de capítulos dedicados a la elaboración de programas didácticos, creándose un nuevo capítulo “criterios para la valoración y el uso de videoprogramas didácticos”. También se introdujo otro nuevo capítulo ”proyecto pedagógico para la integración del vídeo en la escuela”.

SÍNTESIS DEL CONTENIDO:

El libro trata sobre las importancia del vídeo dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje y de este modo habla de las pautas metodológicas a seguir para la elaboración de un vídeo educativo. Consta principalmente de seis partes, que vienen a coincidir con los temas propuestos por Joan F.
1ª Habla de las distintas modalidades que podemos encontrar del vídeo y de algunas características.
2ª Da algunas consejos para la utilización didáctica del vídeo.
3ª Cita las funciones que engloba el vídeo en los distintos momentos de su utilización.
4ª Da unas pautas para valorar el uso correcto de los programas de vídeo.
5ª Enseña a realizar correctamente un programa didáctico en el que se use el vídeo como recurso base.
6ª Muestra las pautas metodológicas a seguir en el momento de la realización del vídeo didáctico.
Al comienzo del libro hace ver la gran importancia de la incorporación de los medios audiovisuales en el actual proceso de enseñanza-aprendizaje, apoyándose en la adquisición de contenidos, donde la mayor parte son adquiridos en un ambiente relajado y mediante estos medios, la tele, la radio... Y ya al final nos cita los elementos fundamentales para la integración de los medios audiovisuales en el ámbito escolar.

IDEAS PRINCIPALES:

De lo que el libro nos habla realmente es de la formación escolar incitándonos a educarles tal y como es la sociedad a imagen y semejanza, pues su medio circundante solo le aportará un conocimiento parcial, sin embargo, la televisión, el vídeo, la radio, ...le dotará de una información a la que por lejanía, o por cualquier otro motivo no podrá optar a conocer jamás. Y se podría decir que la educación de este pequeño representante social estaría incompleta, y que existirían lagunas en su aprendizaje. No sería partícipe de la propia realidad.

En la escuela se ha podido observar que los alumnos aprenden más fácilmente con todo aquello que tiene que ver con los medios audiovisuales, donde nos encontramos el sonido, la imagen y la posibilidad de enlazar ambos elementos y a la vez modificarlos... Y no con contenidos de una manera mecánica y memorística. “Una imagen
vale más que mil palabras”.

El libro nos cita las distintas modalidades respecto al uso del vídeo didáctico, ya que este recurso es cada vez más sofisticado y nos permite abrir más puestas o perspectivas de la expresión audiovisual. Se pueden citar seis modalidades. De todas ellas también podemos hablar de la finalidad que pretenden conseguir, con ello es inevitable nombrar las funciones que cada una. Todas poseen la función lúdica, la cual se caracteriza por dar mucha importancia al acto comunicativo centrado básicamente en el juego, como es el caso del vídeo-apoyo, que consta de imágenes cinéticas narradas por el profesor pudiéndose, así, enfatizar cuando el momento lo requiera y del vídeo-interactivo, que nace del encuentro entre el vídeo y la informática y que es un vídeo en el que las secuencias de imágenes y la lección de manejos están determinados por las respuestas del usuario a su material. Pero por otro lado existen otras funciones dirigidas a cada una de las modalidades de manera independiente y particular, como es el caso de la vídeo-lección, donde el profesor es sustituido por un programa de vídeo y cuya función es informativa, centrándose en el objeto de la realidad; en el vídeo-proceso, donde se habla de la utilización de la cámara de vídeo siendo ya el alumno quien maneja todo proceso. Esta modalidad nos hace partícipes de dos funciones, por un lado la expresiva donde se da mayor importancia al emisor ayudando a la toma de conciencia personal, y por otro lado la evaluativa que hace referencia a aquél acto comunicativo donde lo que importa es la valoración de las conductas. El vídeo-motivador, es un programa audiovisual cuyo soporte es el vídeo y está destinado fundamentalmente a suscitar una respuesta activa y a motivar un trabajo posterior estimulando la participación de los alumnos, y como su nombre indica presenta la función motivadora intentando incrementar la posibilidades de respuesta por parte del alumnado. Y finalmente el vídeo-monoconceptual, es un programa breve que desarrolla de manera intuitiva un solo concepto y concreto de un tema, coincidiendo de este modo con la función metalingüística pretendiendo enseñar este tipo de lenguaje expresivo.Con esto nos podemos hacer una idea de la dificultad que presenta la utilización del vídeo y que su aplicación además nos puede ofertar un amplio campo de posibilidades didácticas.

En el libro podremos encontrar muchos consejos respecto al correcto uso y aplicación de los programas didácticos, como por ejemplo, que es preciso eliminar las clases rituales y tradicionales para ir introduciendo poco a poco  el uso de los medios audiovisuales y poder así optar a un tipo de clase más amena y participativa, o que hay que evitar la rigurosidad o firmeza del mobiliario, que es necesario que el profesorado conste de una previa formación específica del medio audiovisual, que el alumnado debe ser partícipe en todo momento de las actividades que se realicen en torno a estos temas, incluso ser ellos mismo los que elaboren los programas didácticos de vídeo... O incluso que hay que comenzar a elaborar los programas de vídeo teniendo en cuenta que cada modalidad es aplicable en función a lo que se quiere conseguir...

Todo esto nos hace hacer un alto en el camino y tener presente que existen unas pasos para la realización del vídeo didáctico. Primero, la delimitación del proyecto, parte en la que se selecciona el área que se va a trabajar, se busca la información necesaria y se selecciona la información visual, la segunda es la sinopsis, es la presentación resumida del proyecto del programa, conteniendo su tema y las líneas generales del programa. La tercera es la previsión de necesidades, tanto a nivel personal como de material. La cuarta consiste en elaboración de un guión literario dando una descripción detallada y escrita del desarrollo del programa ya perfectamente estructurado. La quinta consiste en la elaboración del guión técnico, es decir, lo que se va a ver y lo que se va a oír. La sexta es el plan de trabajo donde se establece una previsión de tiempo, fundamentalmente en el tiempo de grabación. La séptima es la realización definitiva, y en la octava, en la postproducción, se realiza la ordenación de las escenas y el acompañamiento del sonido. Finalmente el la novena se estructura una guía didáctica constituida por actividades o tareas relacionadas con el visionado.
Pero también podemos aprender a no cometer errores a la hora de la aplicación o del visionado de l vídeo, como no hacer comentarios mientras se está reproduciendo la cinta de vídeo, no realizar una segunda visión del vídeo inmediatamente después del primero, o que no hay que adelantar acontecimientos, o que no se deben realizar reparaciones en momento del visionado... Después del visionado podremos optar por realizar algunas de las actividades que Joán nos ofrece, por mencionar alguna, sería el cuestionario, la reflexión crítica, la investigación, la lluvia de palabras, etc...

Pero sin lugar a dudas, lo más importante de este libro son las directrices que debemos llevar a cabo para integrar los medios audiovisuales en campo de la enseñanza, en todas y cada una de las áreas. Así lo más importante sería ayudar al centro a tener una visión más positiva y práctica de los medios audiovisuales para poder enseñarlos sin cometer equivocaciones que entorpecerían el proceso, pero sin tener que impartir una asignatura para este tipo de materia. Por otro lado sería importante seleccionar el material técnico imprescindible, pero intentando que el centro pueda, algún día, contar con una correcta instalación donde cada clase posea todos los recursos necesarios para evitar las salidas del alumnado fuera del aula ordinaria de trabajo.

Para concluir, la tecnología del vídeo puede facilitar la interacción entre el alumno y el programa, entre el alumno y el profesor, entre el alumno y los demás compañeros de la clase. Aunque el programa sea el mismo para todos, cada alumno lo recibirá de una manera distinta, en función de su personalidad y de la riqueza de sus experiencias anteriores. La confrontación será enriquecedora.

SELECCIÓN DEL TEMA:

El motivo por el que he seleccionado este tema, o mejor dicho este libro, no es ni más ni menos que por la curiosidad que me suscitaba la posibilidad de introducir las nuevas tecnologías en el aula de Educación Infantil. Pensaba que su integración era prácticamente imposible, aunque a medida que iba transcurriendo mi lectura me daba cuenta del amplio campo de posibilidades que nos pueden ofrecer.
Y a pesar de todos los libros de entre los cuales pude elegir, me decanté por el “VÍDEO Y EDUCACIÓN”. Al principio no tenía muy claro las directrices que iba a tomar el libro, pero al finalizar, entendí que estaba orientado hacia el aprendizaje metodológico en que se centra, para  mi propio consuelo. Pues creía que me iba a encontrar con la lectura de palabrejas técnicas y con el funcionamiento del vídeo y sus complementos, la tele, conexiones...etc.

APORTACIONES INDIVIDUALES:

Pero el libro, realmente, me ha aportado confianza en los recursos audiovisuales y por eso podré en un futuro (no muy lejano, espero), pueda recurrir fácilmente a ellos sin temor y mostrando seguridad y confianza en los medios. Para mí, algo muy importante en la enseñanza, sin menospreciar nunca otras áreas, es la expresión plástica, dónde los niños pueden jugar y ser creativos a la vez. Aunque todas de una forma globalizadora son fundamentales para la formación del niño.
Después de esta lectura y de su correspondiente meditación, creo que podré utilizar este recurso el todas las áreas y ayudar a amenizar el aburrido sistema educativo, además de divertir y enseñar a los niños.

VALORACIÓN PERSONAL:

Al terminar con la lectura, incluso con el resumen del libro, no tenía muy claro lo que había aprendido. En definitiva no cría haber aprendido mucho, pues lo que leí en cierto modo lo conocía. Es como esas cosas que te pasan en la vida que ya conoces pero de las que eres incapaz de hablar más de dos palabras, pues eso es lo que me pasó. Y por otro lado, seguía sin entender cómo se podía introducir el vídeo en Educación Infantil.
Después de mucho pensar, llegué a la conclusión de que todo lo que el libro contiene se puede transportar al aula de infantil con tan sólo alguna pequeña modificación, es decir, adaptando las situaciones a niños con edades comprendidas entre 3/6 años. Con esto me refiero a las actividades que se mencionan en el libro. Pero por otro lado, he conocido las funciones que conlleva la realización de un vídeo, las distintas modadilades de vídeo... y las distintas utilidades que de él se pueden hacer.

Para concluir, antes de leer el libro todo parecía muy fácil, la selección del medio, la utilización... todo. Pero ahora todo es distinto, mucho más complejo. Se puede decir que he aprendido, cuando creía saberlo todo.


 
  Para ver más recensiones