Maar de Cervera

 

 

   "El nombre del pueblo que aqui se describe y de quien esta relacion se hace se llama Almodovar del Campo...y segun fuemos informados de la lengua arabiga se dice Almodovar de Alni o Alnie, que quiere decir del agua y dovar que significa sitio o lugar redondo, porque muy cerca de la dicha villa al pie del castillo y fortaleza della esta una laguna de agua muy redonda de cuyo principio no se tiene memoria y es cierto ser mucho mas antigua que la fundacion del pueblo..."   

Relaciones Topográficas del año 1575. Almodóvar  del Campo

 

 

 

las lagunas

 

Dentro del conjunto de procesos eruptivos registrados en la zona central de la provincia de Ciudad Real se encuentran quizá, como los más originales, las erupciones freáticas y freatomagmáticas. Éstas han dado lugar a peculiares tipos de paisajes, configurados como depresiones cerradas de tamaños medianos y pequeños, de forma circular o elíptica, y que en la región reciben el nombre de hoyas, navas o navazos. En períodos de precipitaciones favorables, la mayoría de estas hoyas se cubren de aguas someras, organizando en estas lagunas temporales hábitat importantes para las comunidades vegetales y las poblaciones de aves acuáticas.

    

El reparto anual y la intensidad de las precipitaciones controlan la presencia de agua en las depresiones explosivas. Las imágenes nos muestran la Hoya de Cervera con su laguna característica y completamente seca.  

 

Las dimensiones de algunos cráteres dificultan el mantenimiento de láminas de agua, sin embargo con precipitaciones abundantes y continuadas en el tiempo, se llegan a producir encharcamientos de cierta entidad, como en la Hoya de La Encina.

 

 

Incluso en el límite del Campo de Calatrava con la comarca de Los Montes, donde las precipitaciones son ligeramente más elevadas, su  continuidad en  otoño e invierno determina la existencia de láminas de agua en lagunas como la de Lucianego. Estas lagunas, encuadradas en conjuntos que permitan la presencia de avifauna, deben ser sometidas a medidas de protección. 

   El estudio de los aspectos geomorfológicos de estas cuencas lagunares, su emplazamiento sobre los alineamientos eruptivos, los análisis llevados a cabo en los anillos de tobas asociados a las depresiones y las características de los depósitos de oleadas piroclásticas basales, constatan que la totalidad de estas lagunas se encuentran asociadas a los procesos volcánicos y no a otras morfogénesis.

 

 

 

Las lagunas del Campo de Calatrava se alojan en depresiones explosivas generadas en erupciones freáticas y freatomagmáticas. Su distribución por el espacio calatravo es desigual. Aparecen en número más elevado allí donde la actividad eruptiva ha sido más intensa. El bloque diagrama y la ortoimagen LANDSAT nos muestran la concentración de edificios volcánicos y lagunas asociadas en la cuenca Ciudad Real-Alcolea.

 

Las lagunas de las fotografías -Valverde y La Camacha- adquieren lámina de agua tras períodos continuados de lluvias a pesar  de las obras de drenaje que en algunas de ellas se han construido.

 

El sector oriental del anticlinal del río Tirteafuera, es una de las áreas de la región volcánica en la que se ha producido un mayor número de erupciones hidromagmáticas. A la actividad freatomagmática que ha dado origen a las depresiones explosivas del Macizo de Calatrava, Almodóvar del Campo, Laguna Blanca y Laguna de Cañada, se suma una importante actividad freática asociada a los sistemas geotermales de la zona. Así las lagunas del piedemonte de la Sierra de Perabad (Caracuel, Doña  Elvira, Los Morales) y algunas del centro de la cuenca (Cucharas, Almeros, Saladilla, Charco de La Lana...) deben su génesis a explosiones freáticas, puntuales y lineales, y a posteriores procesos de subsidencia.

 

 

 

Las fotografías nos muestran las lagunas de Caracuel y Doña Inés, después de un periodo de intensas lluvias invernales

 

En el anticlinal recorrido por el río Tirteafuera, se ubica un alto número de lagunas asociadas a eventos eruptivos de carácter  hidromagmático. Las lagunas se distribuyen en los diferentes campos de volcanes existentes a lo largo del pliegue. Las imágenes corresponden a las situadas en torno a Cabezarados

 

 

El cráter freatomagmático de Michos da cobijo una laguna de gran belleza  declarada Monumento Natural. Fotografía de Rafael Ubaldo Gosálvez

 

Las lagunas de La Perdiguera y La Carrizosa se alojan en amplios cráteres abiertos al pie de las sierras cuarcíticas. 

 

El Macizo de Calatrava constituye un espacio en el que la actividad eruptiva ha sido especialmente intensa. Las explosiones freatomagmáticas han abierto profundos y amplios cráteres, muchos de los cuales están ocupados por lagunas. 

 

 

Las lagunas de Lomillos, Acebuche y Cervera, son las más representativas del Macizo de Calatrava. Las lagunas de Carboneras y Los Cuartos tienen niveles de encharcamiento menores que otras de la zona. Su menor estanqueidad está relacionada con la mayor profundidad del cráter de Lomillos que acapara los mayores volúmenes de escorrentía local y por pequeñas, pero suficientes diferencias de profundidad en los fondos de los cráteres.

 

En el sector norte de la cuenca de Argamasilla las erupciones freáticas y freatomagmáticas han dado lugar a importantes depresiones que alojan lagunas temporales como la de Caracuel, Cañada, Perabad, Doña. Elvira... 

 

Al sur, la laguna de Almodóvar se aloja en una amplio cráter generado en una erupción freatomagmática que se asocia a las que construyen el cono del  Cerro de Los Molinos. La explotación incontrolada de los piroclastos de este volcán ha provocado un alto grado de deterioro en esta laguna.

 

En otros espacios del Campo de Calatrava la concentración de lagunas es menor, sin embargo, las que aparecen tienen las mismas características que las que se insertan en las áreas de mayor intensidad del volcanismo. El bloque nos muestra la situación de las lagunas de piedemonte de la Sierra de Malagón

 

Laguna de Nava de Enmedio. Malagón

 

La Laguna Blanca  se alinea con los dos conos de Cabeza Parda, ocupando el centro de la cuenca de Argamasilla de Calatrava. 

 

   Una buena parte de las lagunas del Campo de Calatrava, al igual que los propios edificios volcánicos,  están soportando un intenso proceso de degradación, bien debido a que son drenadas para cultivar los fondos, con dudosos rendimientos, bien por ser utilizadas directamente como basureros. Así, lagunas como la de Alcolea, Bú o La Camacha han sufrido obras de drenaje que impiden la permanencia de las láminas de agua por espacios de tiempo dilatados,  e incluso imposibilitan su existencia. La Laguna de Peñas del Bú, también como las anteriores, pertenecientes al municipio de Alcolea de Calatrava, ha sido tradicionalmente usada como basurero y vertedero de escombros, aunque recientemente se ha procedido a una restauración de las zonas más afectadas con la construcción de una senda donde se ubicaba el antiguo vertedero. 

Laguna de Peñas del Bú

Las imágenes nos muestran las zanjas anulares de drenaje y el profundo canal abierto para impedir el llenado de agua de la laguna de Alcolea o Las Maestras, en el municipio de Alcolea de Calatrava. 

     Lagunas tan emblemáticas en la región como:  La Inesperada, en Pozuelo de Calatrava o Fuentillejo, en Ciudad Real, se han visto dañadas por mor de la mala gestión de las administraciones correspondientes  y  por la casi total impunidad con que sus propietarios han actuando, alterando el entorno paisajístico y las condiciones de los vasos lagunares, con perforación de pozos, vallados, edificaciones... En la serie de despropósitos que afectan al mantenimiento de los sistemas lagunares del Campo de Calatrava, se ha llegado a construir viviendas de promoción pública dentro del vaso  inundable de la laguna de Las Casas. En la actualidad  la administración regional, ha declarado Monumento Natural a algunos de estos humedales, es de esperar que esto signifique una vuelta a la situación paisajística natural y de equilibrio de unos ecosistemas tan frágiles, aunque los vallados a que se someten para evitar el paso a las fincas en las que se ubican, no parecen encaminados a conseguir una armonía en el paisaje. En la actualidad la concienciación de la ciudadanía ha llevado a que buena parte de estas lagunas hayan sido sometidas a procesos de restauración.

La Inesperada

Menú

Inicio

  Siguiente

 

Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio

Área de Geografía Física. Grupo de Investigación GEOVOL:  Geomorfología Territorio y Paisaje en Regiones Volcánicas 

elena.gonzalez@uclm.es

Las lagunas del Campo de Calatrava