EVALUACIÓN       

 

 

 

La evaluación es un proceso que tiene por objeto determinar en qué medida se han logrado los objetivos previamente establecidos, que supone un juicio de valor sobre la programación establecida, y que se emite al contrastar esa información con dichos objetivos.

 

 

Se valorará el proceso global del desarrollo de cada una de las actividades, en las que el niño es el constructor de su propio aprendizaje; por tanto se tendrá un seguimiento de cada uno de los alumnos/as por medio de una ficha. Todas las actividades que se realicen será puntuadas por el profesor, pero el examen que realice al final será el que más puntúe para la nota.

 

La evaluación que se llevara a cabo en esta unidad didáctica se dividirá en tres periodos de tiempo, los cuales serán explicados a continuación:

 

 

    Evaluación inicial: la evaluación inicial es la que se realiza al comienzo de un curso académico, de una etapa educativa, ... consiste en la recogida de datos tanto de carácter personal como académico en la situación de partida; y su finalidad es que el profesor inicie el proceso educativo con un conocimiento real de las características de todos y cada uno de sus alumnos, lo que debe permitirle diseñar estrategias didácticas y acomodar su practica docente a la realidad del grupo y de sus singularidades individuales. La evaluación inicial se hace necesaria para el inicio de cualquier cambio educativo, ya que se va a servir de referente a la hora de valorar el final de un proceso o de comprobar si los resultados son satisfactorios.

    Evaluación procesual: la evaluación procesual en su función formativa consiste en la valoración, a través de la recogida continua y sistemática de datos, del funcionamiento de un centro, de un programa educativo, del proceso educativo del alumno, etc; a lo largo de un periodo de tiempo prefijado para la consecución de las metas u objetivos propuestos. La evaluación procesual sirve como estrategia de mejora para ajustar y regular sobre la marcha los procesos educativos.

 

      Evaluación final: la evaluación final consiste en la recogida y valoración de datos al finalizar un periodo de tiempo previsto para la realización de un aprendizaje, un programa, un trabajo, un curso escolar, etc; como constatación de los objetivos esperados. Es la evaluación final la que determina la consecución de los objetivos planteados al termino de un proceso o de un periodo instructivo y los resultados que aporta pueden ser el punto de arranque de la evaluación inicial del siguiente periodo escolar.

 

 

Para evaluar se tendrá en cuenta la participación de los alumnos en las diferentes dinámicas y actividades. A lo largo del desarrollo del tema se irán haciendo pequeños exámenes, puntuables para la nota final, para obligar de alguna manera a los alumnos a estudiar todos los días. Además los días que toquen explicar Castilla - La Mancha se preguntará, oralmente a todos los niños, lo explicado el día anterior, el niño que no se lo sepa lo tendrá que copiar diez veces con el objetivo que se lo aprenda.

 

                                                                     

Instrumentos de evaluación

Acción correctora

 

 

 

Criterios de evaluación

Actividades de evaluación.